Home / Locales / JUEVES DE LAMENTOS; JUEVES SANTO
JUEVES DE LAMENTOS; JUEVES SANTO

JUEVES DE LAMENTOS; JUEVES SANTO

 

Carlos Torres Oseguera

Pasan de las 15 horas, tres de la tarde en la playa, el sol es una braza que pone a correr a los bañistas sobre la arena que no es tocada por el agua marina

, un recorrido entre Playa Jardin y Playa Azul, y el hormiguero de gente, pero no, “no hay mucha” dice un empresario restaurantero, su negocio está como al 60 por ciento de su capacidad de comensales.

Es Jueves Santo;  jueves de lamentos, un vendedor de elotes dice que hay gente pero no hay ventas, tiene rato que me quiero largar dice, pero la entrada a la playa, en este caso la salida está suturada de vehículos que le complica salir con su carreta de elotes, y confirma que platicó con otro que vende dulces y la misma queja.

El jueves de lamentos no para, “la comida en la enramada es cara y los pescados así de chiquitos” el comentario se oye en una plática de familia bajo un amplio parasol, les hace compañía varias botellas de caguamas.

En realidad si hay detalles que hace ver menos afluencia, como enramadas con muchas mesas vacías, hay mucho carro pero siempre han donde estacionarse, otras veces esos de encontró un lugar para el carro es un viacrucis para los que llegan tarde,  pero no todos lo ven mal, un salvavidas de los más veteranos dice que así pasa el jueves.

Vas a ver mañana viernes y el sábado, esto va estar a tope, es que el jueves empiezan a llegar los visitantes, para estos dos días ya están reservad

os la mayoría de las habitaci

ón en los hoteles, lo cierto es que desde el jueves y hasta el domingo Playa Azul no duerme, durante la noche se extiende la venta de comida, de chucherías de todo en las calle del “destino turístico”

 

Llama la atención que el estero de Santana antes saturado de paseantes en estos días, luce desértico, el asunto es que desde hace dos o tres años  se clausuró este acceso para proteger a los cocodrilos de la gente y la gente de los cocodrilos.

Los taxi motos ofrecen

paseos “A los Cocodrilos o al Betula” los primeros están en el estero de Santana pero en un vistazo notamos que no se ven más allá de dos o tres saurios fastidiados apenas sobre la superficie irisada del agua, arriba en el puente unos visitantes buscan los escurridizos lagartos “Allá va uno, chin ya se metió”  por el otro lado poden el estero del Tigre o donde desemboca el rio Acalpican,  donde está el Betula o más vie

ne estaba, solo queda un esbozo lo que fue su proa, sol, mar y viento lo han estado

literalmente extinguiendo pronto el Betula va ser solo  una historia, ya lo es, pero la evidencia física ya se está “derritiendo”

La plaza principal  de Playa Azul está como a un 40 por ciento de casas de campaña, todas hacia un   costado, como que ahora  si hubo “ordenamiento urbano” como dice popular “Tavo” el salvavidas, “mañana se satura todo”  pero las quejas del que vende y del que compra seguirán como cada año.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*