Home / Locales / Caso extraordinario; ingresan al puerto buque  “muerto” con 162 mil toneladas de peso bruto
Caso extraordinario; ingresan al puerto buque   “muerto” con 162 mil toneladas de peso bruto

Caso extraordinario; ingresan al puerto buque  “muerto” con 162 mil toneladas de peso bruto

 

Carlos Torres Oseguera

 

Un barco dañado en su máquina de casi 300 metros de eslora y cargado con 130 mil toneladas de pelletes, fue ingresado al puerto con el auxilio de 6 remolcadores, el Cape Island duró 2 meses en fondeadero hasta que se decidió hacer la maniobra de alto de riesgo para ingresarlo al puerto, tras su descarga en el muelle de Arcelor Mittal,  seguirá en el puerto para ser  reparado, lo que se estiman tomará sobre 40 días.

 

El director de la Administración Portuaria Integral, Raúl Correa Arenas, reconoció que la maniobra para ingresar un barco “muerto” por averías en su máquina, es un hito para el puerto en cuanto a la capacidad del personal que intervino  como pilotos, operadores de remolcadores  y los mismos equipos utilizados.

 

El Cape Island arribó al fondeadero de Lázaro Cárdenas el pasado 15 de junio, proveniente de Brasil, y en el rutinario procedimiento de ingresarlo al puerto se registró  una avería, en las máquinas del buque de  288 metros de eslora, por lo que se abortó el ingreso ante el riesgo que representa mover una mole de 162 mil toneladas, considerando el peso del barco y el de su carga.

 

Tras casi dos meses de estar fondeando, el barco de bandera chipriota finalmente fue ingresado el pasado 8 de agosto, la maniobra requirió de 6 remolcadores, y tomó 8 horas  llevarlo al muelle de la siderúrgica porteña, incluso hubo de hacer una acción de mayor dificultad el girar el barco en la dársena de ciaboga para atracarlo conforme petición del operador de la terminal de Metales y Minerales.

 

En condiciones normales una maniobra de esta naturaleza no ocupa más de dos horas y con la ayuda de dos remolcadores, al puerto ingresan diversos tipos de barcos, los granelero como el Cape Island son por su carga los de mayor peso bruto.

 

Un caso parecido de mover un barco sin el apoyo de su máquina, fue en 1993 cuando el boque cisterna Betula, de 110 metros de eslora fue sacado del puerto a media noche con un solo remolcador y sin tripulación a bordo que desalojó el navío tras la emergencia por una fusión química que generó humareda intensa obligando a sacar el barco a altamar.

 

La maniobra del pasado 8 de agosto fue reconocida por el Director de  la Marina Mercante:   Apreciado Capitán José Ramón Mendoza Ramos. Por medio de estas líneas, a nombre de la Dirección General de Marina Mercante, le expresó nuestro reconocimiento por su disposición en el servicio al  haber llevado a cabo, conjuntamente con otros colegas, la maniobra de entrada al Puerto de Lázaro Cárdenas del buque “Cape Island”, la cual se realizó en forma segura y con éxito. Le mando un afectuoso saludo. Cap. Javier Fernández Perroni.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*