Home / -En Campaña- / De marinos y marineros en Lázaro Cárdenas
De marinos y marineros en Lázaro Cárdenas

De marinos y marineros en Lázaro Cárdenas

Carlos Torres Oseguera

 

En lo que parece una especie de reproche, un documento fechado para el 1 de junio de 2020 en Manzanillo Colima, dirigido a la comunidad marítimo portuario, asevera que en México, la parte gubernamental suele enfocar su discurso del Día de la Marina hacia la parte militar que lo compone la Armada de México, dejando en segundo término al marino mercante con todo y ser “trabajadores clave en la cadena de suministros y del transporte mundial multimodal, que millones de mexicanos tenemos hoy día un trabajo que nos permite proporcionar una calidad de vida a nuestras familias mexicanas”

 

En Lázaro Cárdenas como seguramente en algunos puertos del país, tenemos la percepción  de marino en un uniformado representante de las  fuerzas armadas. Otros conceptos asumen que marinero es el que trabaja en un barco y en ambos casos acá en la desembocadura del río Balsas siguen dominado el que se relaciona con la zona naval.

 

Y es que el marino mercante  ha perdido con el marino naval, de entrada la más contundente fue la desaparición del Centro de Capacitación Marítimo Portuario “Emilio Barragán”  que preparaba personal subalterno de la marina mercante, ahí se obtenía  la libreta de mar, documento primordial para un marino, inclusive se capacitaba  pescadores quienes deben contar con una espacie de tarjetón que certifica la capitación básica de supervivencia en el mar, de hecho el edificio que alberga este plantel que pertenecía al sistema de escuelas náuticas mercantes del país cerró en 1991, y para aderezar el sino de la desde entonces ida a menos de la marina mercante mexicana, en su muelles se selló el destino del  Primero de Junio, primer buque escuela de la marina mercante   vendido como chatarra a la acería local a la también  desparecida NKS.

 

El edificio del Centro de Capacitación Marítimo Portuario que se puede observar aquel lado del río, justo frente al obelisco del  Malecón no pudo por obvias razones desaparecer, incluso sigue en su fusión de formar marinos, pero desde  1999 con la apertura de la base naval para la Armada de México, igual se integró  la escuela de Maquinaria Naval de nivel medio superior, a la fecha aun operando.

 

Con la base naval entonces llegaron al puerto con más de 2 mil elementos de la Marina y 7 navíos de guerra, y por su ubicación frente  a la ciudad, la base naval es la única opción de los  cardenenses para ver barco en nuestro puerto. Los de la Armada de México, los buques comerciales se pueden apreciar a lo lejos desde el Malecón, el acceso al recinto portuario, para gente ajena al mismo,  es de lo más prohibido que haya en la región.

 

A la terminal michoacana han llegado los buques escuelas del país, el de la  Secretaría  de Marina el portentoso velero Cuauhtémoc  ha estado en dos ocasiones 2005 y 1991, en ambos caso fue abierto a la vista del público. La venida a menos Marina Mercante Mexicana tuvo dos buques escuela, el Primero de Junio, el gobierno de México lo compró a España ya era un barco viejo, solo 6 años fue operado como tal, llegó al país en 1974 y en 1980  llegaría a Lázaro Cárdenas para su amarre definitivo tras seis años de operaciones hasta que resultó incosteable para navegar, permaneciendo 5 año atado en el Centro de Capacitación Marítimo Portuario “Emilio Barragán” que cerró en 1991 y el barco se fue a la chatarra.

 

Para entonces operaba el Náuticas México, un verdadero barco escuela que la federación mandó construir  a un astillero de Holanda, 23 años después, el carguero llegó a Lázaro Cárdenas en agosto de 2000, rentado por Sicartsa  para trasladar carga de la acería a los puertos del norte del Pacífico mexicano, en tanto a bordo seguían los alumnos de las escuelas de educación náutica mexicanas aprendiendo el oficio, ya el Náuticas era un barco viejo, en el 2005 el buque de desbieló en Topolobampo  durante su actividad se formaron más de 3 mil marinos.

 

Otra dedición gubernamental en torno a la competencia de la marinería en México fue el traspaso de las capitanías de puerto a la Secretaria de Marina, esto en todo el país, la primera fue en Lázaro Cárdenas en octubre de 2013, un vicealmirante tomó el mando de Capitanía de Puerto de LC, entonces fue, según se dijo, por cuestiones de seguridad ante el crimen organizado, incluso igual la dirección del puerto fue trasferida a un mando naval, esto fue por 5 años, luego se retomó la dirección del puerto para un civil aunque hay un no  han llegado marinos mercantes, sin embargo las capitanías de puerto por ordenamiento presidencial, fueron cedidas sus funciones  la Secretaria de Marina lo que aún prevalece.

 

Hoy, primero de junio de 2020, tiempos de pandemia, no habrá ceremonia por el día de la marina, será, al nuevo estilo, de manera virtual, y un documento fechado en el puerto colimense, pide que se reconozca la sobre todo en estos tiempos, apuntando:

 

“La gente de mar está en la primera línea de la pandemia del COVID-19, desempeñando un papel esencial en el mantenimiento del flujo de bienes vitales, tales como alimentos, medicinas y suministros médicos. Sin embargo, la crisis ha dado lugar a condiciones de trabajo difíciles para ellos, incluidas incertidumbres y dificultades en cuanto al acceso a los puertos, el reabastecimiento, el cambio de tripulación y la repatriación. Este año, la campaña del Día de la gente de mar hace un llamamiento a los Estados Miembros para que reconozcan a la gente de mar como trabajadores clave, y para que les proporcionen el apoyo y la asistencia necesarias, así como les faciliten opciones de viaje que a todos ellos durante la pandemia”.

 

“Ya sea por negligencia o ignorancia de los poderes de la unión y los órdenes de gobierno; las felicitaciones, discursos, desplegados y mensajes van dirigidos o coordinados principalmente por y para la Secretaria de Marina – Armada de México. El día de la Marina Nacional enaltece al personal militar y a los civiles, estos últimos que con su trabajo transportan por mar y nos proveen de más del 80% de: alimentos, materias primas, mercaderías varias, productos procesados y manufacturados, los cuales apoyan a la economía nacional como fuente productora de empleos y de riqueza. Es gracias a los marinos mercantes incluidos a los pescadores quienes se dedican a tan noble actividad y gran parte su vida alejados de sus familias, quienes cómo trabajadores clave en la cadena de suministros y del trasporte mundial multimodal, que millones de mexicanos tenemos hoy día un trabajo que nos permite proporcionar una calidad de vida a nuestras familias mexicanas”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*