Home / Deportiva / LAS ESCUELAS DE FUTBOL SON PARA QUE EL NIÑO SE DIVIERTA, NO PARA HACER PROFESIONALES
LAS ESCUELAS DE FUTBOL SON PARA QUE  EL NIÑO SE DIVIERTA, NO PARA HACER PROFESIONALES

LAS ESCUELAS DE FUTBOL SON PARA QUE EL NIÑO SE DIVIERTA, NO PARA HACER PROFESIONALES

 

En Julio 2002 estuvo en LC Andrés Lillini Coppari, actual director técnico de Pumas, venía de Morelia acompañado por el actual técnico de Cocodrilos de la 3ª División, Olimpo Campos esta es la nota sobre aquella entrevista publicada entonces en deporteño.

 

LAS ESCUELAS DE FUTBOL SON PARA QUE

EL NIÑO SE DIVIERTA, NO PARA HACER PROFESIONALES

Es más fácil  llegar a médico o ingeniero que a futbolista profesional.

La opción de que un padre de familia de meter a su hijo a una escuela de futbol,  debe ser tomada como una diversión para el menor, nunca como un proyecto de hacerlo futbolista profesional, pues el camino es complicado, es más sencillo aspirar a una carrera universitaria, aseveró  ante padres de familias de la escuela de Monarcas Morelia de este puerto, el director de fuerzas básicas del club de futbol, Andrés Lillini Coppari.

Advirtió el responsable del Morelia de formar futbolistas para el plantel moreliano, que no pretendan obtener en el niño lo que el padre no pudo conseguir como jugador. Llegar al profesionalismo es vencer en una selva llena de obstáculos, ¡cuidado! Indicó, nunca se debe descuidar la formación escolar por el futbol, pues existe un riesgo alto de que en ambas se pierda todo. Dio un caso de su país de origen, Argentina. De allá salen muchos jugadores al futbol mundial, pero es nada a los que se quedan en el camino, y no solo sin estudios, muchos son atrapados por las drogas, en esa realidad están la mayoría, los que llegan son contados.

La escuela de futbol debe ser una opción de divertimiento para el menor, una excelente propuesta  para convivir, luego de allí lo que salga, pero debe ser prioritario el estudio. Si bien en el Morelia se está invirtiendo mucho dinero en fuerzas básicas, no debe perderse de vista, dijo, que en cada equipo de acuerdo a las edades, solo se integran 20 jugadores por temporada y de allí se da una nueva selección, la lucha es fuerte, es cruel por ello, insistió a los padres de familia, no apuesten a que sus hijos puedan llegar al estrellato, que lo busquen sí, pero sin desprenderse de los estudios, por que es más gratificante tener en casa un futuro médico o ingeniero, es más fácil eso, a que sea un futbolista profesional.

 

 

En Truchas faltó capacidad a los administradores, siempre pusieron gente sin conocimiento sobre manejar un club deportivo, a pesar de ello imponían sus criterios no muy acordes al buen funcionamiento del equipo.

OLIMPO CAMPOS, ex preparador físico de Truchas, y actualmente, (entonces) miembro del Departamento  Físico de Fuerzas Básicas del Morelia.

 

No conocí a Truchas, pero me sorprende que la calidad de los jugadores que están yendo a probarse al Morelia no hayas sido aprovechados para hacer un equipo competitivo en Lázaro Cárdenas.

ANDRÉS LILLINI COPPARI. Director de Fuerzas Básicas del Morelia.

 

 

Truchas fue para el grupo Villacero un ciclo que ya se cerró, como también lo fue el apoyo total a la Casa de la Cultura, en ambas situaciones se esperaba la participación de otras empresas y de la ciudadanía, no hubo correspondencia y concluyó el ciclo. Queda la franquicia, actualmente prestada en Jalisco, y está disponible para quien se haga responsable de la misma en Lázaro Cárdenas.

SERGIO VILLAREAL GUAJARDO. Director de Sicartsa.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*